Experiencias de un Misionero – II parte

Experiencias de un Misionero - II parte

Experiencias de un Misionero – II parte

Experiencias de un Misionero – II parte


Víctor Tamayo

 

De todas estas experiencias, sin duda la más importante fue el apostolado que se hizo con los niños. Al ver la inocencia de ellos nos recordaba mucho la frase de Nuestro Señor en el Evangelio “Quién no se haga como uno de estos pequeños, no entrará en el reino de los cielos”.

Cuando llegábamos a las escuelitas, el profesor hacia una presentación de los visitantes a los alumnos, luego el Hno. José María coordinador de la expedición junto, con el supervisor de educación que también nos acompañaba, evaluaban a los niños en sus conocimientos.

Después de esta evaluación, los padres de familia tenían una reunión con los coordinadores de la expedición. Por otro lado era el momento en que los dos religiosos Heraldos reunían a los niños para tener una catequesis, ya sea en otra aula o bajo la sombra de un frondoso árbol; para empezar iniciábamos con la señal de la cruz seguida de una Ave María, luego uno de los dos hermanos contaba alguna historia religiosa con todo detalle, la cual les atraía mucho la atención. Cada historia tenía siempre un mensaje para transmitir a los más pequeños, luego se hacían dinámicas como aprender cantos,  juegos, etc.

Aquellos pequeños quedaban encantados, y como todo niño al ver algo nuevo, empezaban las preguntas y curiosidades de donde venían los nuevos misioneros con su vestimenta tan atrayente. Siempre con una explicación detallada como les gusta a los niños, quedaban satisfechos y muy contentos de ver religiosos de Hábito.

Los momentos  más difíciles era cuando nos tocaba la partida, aquellos muchachos nos acompañaban, algunos hasta la canoa, otros se despedían diciendo “Por favor regresen… que no sea la primera ni la última vez que vienen” palabras con las cuales teníamos que contener las lágrimas al dejarlos.

Hasta aquí es la primera, pero no la última experiencia que podemos transmitir. Esperamos regresar en menos de un mes nuevamente por las riberas del río, y así cumplir con el mensaje de Nuestro Señor:  “Id por el mundo entero y anunciad el Evangelio”.

Get Adobe Flash player

Esta entrada fue publicada en Actividades con Jóvenes, Apostolado con los Campesinos, Misiones en la Amazonia y etiquetada en , , , , , . Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

Una respuesta para Experiencias de un Misionero – II parte

  1. lorena dice:

    Qué linda misión con los niños. Es admirable toda la labor que están realizando, no se cansen que Sucumbios los necesitan

Leave a Reply