Beato Juan Pablo II

Ciudad del Vaticano (Lunes, 01-05-2010, Gaudium Press) “Concedemos que el Venerable Siervo de Dios Juan Pablo II, Papa, a partir de ahora sea llamado Beato y que se pueda celebrar su fiesta en los lugares y bajo las normas establecidas por el derecho, todos los años en el día 22 de octubre”. Con la tradicional fórmula de beatificación en latín el Papa Benedicto XVI beatificó a su predecesor en el trono de Pedro, Juan Pablo II. La multitud inmensa de personas presentes en la Plaza de San Pedro y sus alrededores respondió con entusiasmo festivo, y un aplauso largo y fuerte. No faltó el grito de “Juan Pablo II”, que siempre acompañaba todas las ceremonias pontificias en el pontificado del Papa Wojtyla. El Papa estaba visiblemente emocionado, y con sonriente cara de felicidad besó las reliquias.

Alegría, satisfacción y emoción. Estas pocas palabras podrían definir la atmósfera en la plaza de San Pedro en el momento en que el Papa Benedicto XVI proclamó beato a Juan Pablo II. Más de un millón de personas que estaban presentes en el lugar de la ceremonia y en los alrededores respondieron también con un gran aplauso cuando, sobre la fachada de la basílica vaticana, fue desplegado un gran cartel con una foto de Juan Pablo II, joven y sonriente. Un mar de peregrinos polacos comenzó a agitar sus banderas. Alegría y gratitud era lo que sentían los más estrechos colaboradores del Papa Wojtyla en el Vaticano, quienes no ocultaron la emoción y las lágrimas.Los momentos más ‘fuertes’ y más hermosos de la ceremonia de beatificación fueron el despliegue de la imagen del Beato y la procesión con las reliquias, las cuales fueron llevadas hasta Benedicto XVI por la hermana Tobiana Sobodka, superiora que sirvió con otras seis monjas en el apartamento papal, acompañada por la hermana Marie Simon-Pierre, curada por la intercesión de Juan Pablo II. Esos momentos permitieros las escenas más lindas de la beatificación del Papa polaco. El Papa, visiblemente feliz, con gran alegría besó las reliquias guardadas en un relicario en forma de rama de olivo, con un recipiente en cristal que contiene la sangre-reliquia. En ese momento, las lágrimas acudieron a los ojos Mons. Konrad Krajewski, ceremoniario polaco que sirvió durante siete años a Juan Pablo II y hoy, junto al Ceremoniario pontificio, Monseñor Guido Marini, asistió a la misa de beatificación.

En el instante en se leyó la fórmula de beatificación, el Centro Televisivo Vaticano también mostró imágenes del ataúd del nuevo beato expuesto ante el Altar de la Confesión de la Basílica del Vaticano. En el ataúd fue colocada una copia del Evangeliario de Lorsch, abierto. El Evangeliario de Lorsch, de la Edad Media, es uno de los más preciosos evangeliarios que se conservan en la Biblioteca Apostólica Vaticana y contiene los evangelios de Lucas y Juan.

 

Misa de acción de gracias por la beatificación del Papa Juan Pablo II
Misa de acción de gracias por la beatificación del Papa Juan Pablo II

 En acción de gracias por la beatificación del Papa Juan Pablo II el Administrador Apostólico del Vicariato de San Miguel de Sucumbíos, P. Rafael Ibarguren EP, presidió una solemne Liturgia el pasado domingo durante la misa de siete de la noche en la catedral de Nueva Loja. Un gran cuadro del nuevo beato estuvo expuesto durante la celebración de la Eucaristía. Otras conmemoraciones similares se realizaron en diversos lugares de la provincia.

 

Get Adobe Flash player

Esta entrada fue publicada en Administración de Sacramentos, Administrador Apostólico, Apostolado con los Campesinos, Apostolado con los Indígenas, Apostolado Urbano, Eucaristías en Nueva Loja, Misiones en la Amazonia y etiquetada en , , , , , , . Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

Una respuesta para Beato Juan Pablo II

  1. Julián López dice:

    Que el nuevo beato Juan Pablo II bendiga enormemente a los heraldos en su trabajo de evangelización en esta nuestra provincia. Sigan adelante sin desfallecer hermanos!

Leave a Reply